5 cosas que deberías saber antes de visitar Copenhague

Todos lo dicen, Copenhague es la ciudad Pinterest. Y sí, la verdad es que es una ciudad muy bonita, muy fotogénica, con unos sitios muy Kinfolk y repleta de interesantes planes durante casi todo el año gracias a una fantástica oferta cultural, pero por desgracia también es una de las ciudades más caras del mundo.

nyhavn-copenhague-copenagen-kobenhavn

Copenhague es probablemente la capital escandinava más bonita y cosmopolita, con permiso del resto. A pesar de ser la capital danesa no es demasiado grande, así que es muy fácil recorrerla a pie o, si te animas a seguir el ejemplo de la mayoría de los daneses, hacerlo en bicicleta.

Salvo que te mueras de ganas de ver a la Sirenita, yo te ahorraría el paseo hasta allí -quizás con verla desde una de esos cruceros turísticos sea más que suficiente- y te invitaría a callejear, incluso sin rumbo acabaras seguro en alguna de esas calles de fachadas de colores y con un sitio agradable donde entrar a recuperar fuerzas. Los daneses son bastantes amables y sonrientes, pero recuerda que bien por ascendencia germana o por su pasado vikingo, también son bastantes cuadriculados y muy directos a la hora de decir las cosas.

5 cosas que deberías tener en cuenta antes de viajar:

Precios: todo te parecerá caro y no será fruto del cambio de moneda, es que todo es caro. Pero una vez que vienes con ese concepto claro, lo mejor es intentar disfrutar en función de tu presupuesto y no darle más vueltas. Y en todo caso, saber que también encontraras sitios algo más baratos pero que ya no serán igual de bonitos. Conclusión: el sello Pinterest hay que pagarlo.

Medios de transporte: si has decidido que nada de pedalear ni tampoco quieres estar todo el día caminando, debo decirte que la red de transportes (autobuses, trenes y metro) funciona bastante bien pero es, en línea con el resto de cosas, cara. El mejor consejo que puedo ofrecer es utilizar la app rejseplanen que te ayuda a saber cual es el transporte que te conviene utilizar en cada momento y además te ofrecerá información a cerca del precio y el horario. Ten en cuenta que los billetes individuales van por zonas, por lo que deberías conocer previamente por cuales te vas a mover, son mucho más caros que otras opciones (habrá un post especifico) y que la multa por ir sin billete  son 750 DKK (100,64€).

Horarios: los grandes almacenes tienen un horario bastante similar al español (hasta las 21) , en general los supermercados abren todos los días, incluidos fines de semanas, y algunos con un horario bastante amplio. Por contra, muchos pequeños comercios y especialmente los que están fuera de las zonas más comerciales, tienen un horario reducido que incluye el cierre a las 18, además de los sábados por la tarde y domingos. Respecto a los restaurantes, aquellos menos turísticos, siguen el horario de comidas danés lo que significa que por ejemplo las últimas reservas para la comida son a las 14:00 y para la cena a las 21:00.

Idioma: todos los daneses, especialmente los que viven en lo que ellos llaman la gran área de Copenhague e independientemente de su edad, hablan ingles fluido. Así que, al menos en este aspecto, no hay problema.

Cuándo venir: mejor que decirte cuando venir empezaría diciéndote cuando no hacerlo, esto es, entre los meses de enero y marzo, los más fríos, cuando no hay casi luz y cuando según una teoría no contrastada, ellos hibernan. Como entiendo que nadie se viene a buscar calor, el resto del año siempre hay algún aliciente para visitar la ciudad: la navidad desde mediados de noviembre hasta el 2 de enero; la primavera y sobre todo el verano, la época más propicia para disfrutar de los parques, montarte un picnic y si te atreves, darte un baño en el Báltico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *