El museo de diseño danés, lo clásico junto a lo último de lo último

(No sólo) en los días grises de verano

Hay que visitar el Museo de Diseño Danés por más razones que la de que esté de moda. Más allá de los clásicos como Arne Jacobsen o Louis Poulsen, hoy en día marcas como HAY, Ferm living o Normann Copenhague han encontrado hueco lejos de las coordenadas escandinavas, así que está es una buena ocasión para conocer un poco más a cerca de el diseño danés.

Así que he decidido posponer un post dedicado a algunos de los lugares idílicos donde disfrutar de los días de sol, porque la verdad es que durante el verano en Copenhague no vamos a engañarnos, lo que predominan no suelen ser días de esos en los que los termómetros llegan casi al punto de ebullición.

Mi propuesta hoy es disfrutar del museo de diseño danés, que independientemente de la climatología siempre es un planazo.

El museo cuenta con exposiciones permanentes dedicadas a la porcelana, la moda, el diseño del siglo XX, una selección de productos que representan el actual diseño danés, y una excepcional exposición dedicada a míticos y actuales diseños daneses de sillas: The Danish Chair es un espectáculo.

Entre las exposiciones temporales actuales: una muestra sobre Japón y una magnifica  “I am black velvet, Erik Mortensen – Haute Couture” que muestra más de 70 diseños de alta costura del diseñador danés durante los años que trabajo para las casas francesas, Balmain y Juan Louis Scherrer.

Datos que pueden resultarte interesantes:

  • – El museo de diseño danés está en Bredgade 68, localización perfecta para ver el cambio de guardia en el palacio de Amalienborg, visitar la Marmolkirken o la iglesia ortodoxa, y a medio camino entre Nyhavn y la sirenita.
  • – La entrada son 100 DKK, con entrada gratuita para estudiantes y menores de 26 años.
  • – Los domingos, durante todo el año, hay visitas guiadas gratuitas a las 2 de la tarde.
  • – Hasta el 30 de agosto, durante la temporada de verano, los miércoles el acceso es gratuito entre las 6 y las 9 de la tarde, y a as 6;30 hay una visita guiada gratuita.
  • – El café restaurante es una buena opcion para comer o recuperar fuerzas, y sí luce el sol o no hace mucho frío, poder disfrutar del fantástico jardin.
  • – Como la mayoría de los museos daneses, éste también cuenta con una tienda que deberías visitar.
  • Un tip rápido, porque esta información se autodestruirá en un breve periodo (o dicho de otra forma, tiene fecha de caducidad inminente); en Øsknehallen, pegado a Kød byen en el barrio de Vesterbro, muy cerca de la estación central, hay dos magnificas exposiciones de fotografía. Una de pago, Street Photograpy 1917-2017 en la que se incluye la exposición de Vivian Maier que estará hasta el 1 de agosto, y otra, gratuita, Perspective Playground, patrocinada por Olympus, donde poder probar sus cámaras y aprender de fotografía, abierta hasta este domingo 23 de julio.

Será por planes…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *