Tres semanas de flores en Les Serres Royales De Laeken

Invernaderos reales de Laeken - Bruselas-3186

Si tienes planeado venir a Bruselas a finales del mes de abril o a principio del de mayo, puede que coincidas con las fechas de apertura de Les Serres Royales de Laeken, es decir, los Invernaderos Reales. Si viajas fuera de las tres semanas de primavera en las que los invernaderos están abiertos, siempre puedes visitar las 2,5 hectáreas de jardines que los rodean. Pero la joya de la corona, y viene muy al caso la expresión monárquica, se encuentra en el interior de sus 30 pabellones de cristal.

Invernaderos reales de Laeken - Bruselas-3186

Fueron construidos en 1873 por el arquitecto Alphonse Balat – maestro de Horta, el arquitecto belga por excelencia – a petición del rey Leopoldo II, para completar la construcción del Palacio Real de Laeken y para albergar su colección de plantas traídas del Congo – como culminación del expolio y genocidio de los congoleños del que podemos hablar otro día. Parte de la colección de plantas del rey aún existe en los invernaderos y, el resto, se ha completado siguiendo el diseño y el espíritu con el que fueron creados. Durante el año, hay 20 jardineros dedicados a cuidar de sus plantas tropicales y subtropicales para que estén perfectas en las semanas de apertura.

Les Serres Royales de Laeken4 (2)

La visita comienza en los jardines, desde los que se pueden ver algunos de los pabellones de la Exposición Universal de 1897, como la gran pagoda japonesa, de color rojo. Os recomiendo que si queréis hacerle fotos, las hagáis en el momento porque en cuanto el recorrido entre en los pabellones de cristal no la volveréis a ver. Lo mismo ocurre con la vista exterior de los pabellones de los invernaderos y sus cúpulas. Merece la pena perder un poco de tiempo haciéndoles una buena sesión de fotográfica desde el exterior.

Les Serrés Royales de Laeken-3220

Les Serrés Royales de Laeken-3220

Si seguís el recorrido marcado, comenzaréis a pasear por los pabellones, una sucesión de pasillos, arcos, escaleras de metal o de mármol, cúpulas y estructuras circulares. Si te gustan las flores, es el paraíso. Ocupan toda la vista, todo el horizonte. Pero te recomiendo que no te distraigas y te pierdas los detalles arquitectónicos. Hasta las manijas de algunas puertas se merecen algún que otro suspiro.

Les Serres Royales de Laeken4 (3)

Les Serrés Royales de Laeken-3220

Si os puedo dar un buen consejo desde mi experiencia, es que lleguéis a primerísima hora. Si hace un día de sol, incluso un poco antes de la hora de apertura. La cola de entrada se forma con mucha rapidez y avanza muy lentamente. Si comienzan a llegar autobuses de turistas antes que tú, te va a tocar una larga espera hasta poder entrar. Lo bueno es que siempre hay puestecitos alrededor en los que comprar agua, café o un buen gofre.

Les Serrés Royales de Laeken-3220

Una vez que hayas terminado tu visita, puedes visitar la tienda o tomarte un café en la cafetería instalada en el último de los invernaderos. O puedes volver a salir y aprovechar para dar un paseo por el ondulante parque de Laeken, visitar el Atomiun o acercarte a la Expo, diseñada en el más puro estilo Art Déco.

ficha

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *