Helsingbørg, los vecinos suecos de Hamlet

A una excursión en barco

Frente a Helsingørg, la ciudad de Hamlet, atravesando en barco el estrecho de Ørensund, podemos visitar la ciudad sueca de Helsingbørg. Mucha gente suele aprovechar su viaje a tierras vikingas para ir a Suecia atravesando el famoso puente que une las ciudades de Copenhague y Malmo; una opción mucho más económica es hacerlo con el ferry  desde el norte de la isla y conocer la ciudad sueca geográficamente más cercana a Dinamarca.

Helsingbørg a pesar de ser la segunda ciudad más grade de la región de Escania, puede “pasearse” tranquilamente en unas horas, y aun sí decidimos visitarla tranquilamente con un día no será suficiente.

 

En mi primera visita utilicé la recomendacion del paseo por la ciudad que recomiendan en la propia página de turismo de la ciudad, así que voy a proponerte algunas ideas tomando como referencia ese itinerario.

Apenas a unos metros de la terminal de transportes está la plaza Stortorget donde se encuentra la estatua de Magnus Stenbock y el edificio de estilo neogótico del Ayuntamiento.

Desde allí podemos dirigirnos hasta Krookska Planteringen, uno de los mayores parques de la ciudad donde se encuentra la bibilioteca de la ciudad, un lugar perfecto para descansar o  hacer un picnic.

Por el camino podremos visitar la iglesia de Santa María y recoorrer la pintoresca calle peatonal Bruksgatan. Allí hay un par de sitios donde comer o recuperar fuerzas, bueno, en realidad está lleno de sitios, pero el italiano Olsons Skafferi o un viaje a la América de los años 50 en el Ebbas Fik son muy buenas opciones.

 

Resulta casi obligatorio subir a visitar la fortaleza mediaval de Kärnan, construída por los daneses en aquellos tiempos en los que los países vecinos se pasaban el día guerreando. Son unas cuantas escaleras o bien un ascensor de pago, pero las vistas merecen la pena.

Despues podemos callejear por Norra Storgatan, la principal calle medieval de la ciudad, hasta la casa de Jacob Hansens Hus y tomarnos un descanso en Koppi.

Y ya para terminar, una visita al puerto norte, lleno de terrazas o una visita a alguna de las exposiciones del centro cultural Dunkers, y estarás de nuevo a menos de cinco minutos de la terminal para regresar a Dinamarca.

Datos que quizás puedan servirte de ayuda en el caso de visitar Helsingbørg:

El trayecto en ferry durante 20 minutos y puede realizarse con dos compañias, el precio ida y vuelta con Scandlines son 70 DKK (unos 9, 5 euros), es la más cara pero también la que ofrece conexiones cada 15 minutos; además, existe una oferta por 130 DKK que incluye dos adultos y tres niños.

Por el momento sigue siendo necesario viajar a Suecia con pasaporte o carnet de conducir, hasta que vuelvan a aplicar el Acuerdo Shengen, no lo olvides porque en caso de control no te permitirían poner un pie en tierra sueca.

En la página oficial de turismo ofrecen la posibilidad de visitar la ciudad de la mano de un voluntario local (Visit Helsingbørg Greeters) que te acompañara durante un par de horas en tu paseo. Esta experiencia puede reservarse directamente desde este enlace.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *